martes, 31 de enero de 2017

La luz del callejón - Juan Carlos Friebe



Desde la Asociación del Diente de Oro, os invitamos a una nueva velada de La luz del callejón, donde recibimos al poeta granadino con el más divino don de la palabra. Será en La Expositiva (c/ Cárcel Alta, 7).



Juan Carlos Friebe

Lunes, 6 de febrero de 2017
21.30 horas

Fotografía de Rafa Simón (2015).



Juan Carlos Friebe (Granada, 1968) es autor de Anecdotario (1992), Poemas Perplejos (1995), Aria contra coral (2002), Las briznas: Poemas para consuelo de Hugo van der Goes (2007), Hojas de morera (2008), Poemas a quemarropa (2011) y Antagonía (2015). Una parte sustancial de sus actividades creativas se ha desarrollado en el entorno de las artes plásticas, gráficas, y escénicas. Entre ellas destacan las colecciones de poemas compuestos para las exposiciones Mundos paralelos, de María José de Córdoba (2002), y Un kílim para Rimbaud (2009), del pintor Valentín Albardíaz, así como los textos para las instalaciones Tres estancias de un apartamento burgués (2007), El sueño de Isabel (2010), o el libreto para el poema escénico Geometría del desconcierto: Las Bacantes bajo la dirección de Jaime García, con música de Frano Kakarigi. También en relación con el ámbito musical ha publicado Las canciones de la vereda (2011). Ha sido coordinador del programa de divulgación de literatura contemporánea Encuentros en la Biblioteca en colaboración con la Cátedra Federico García Lorca de la UGR y la Biblioteca de Andalucía, y del proyecto poético-educativo E-Multipoetry realizado en el marco del Programa Grundtvig de la UE. 




Aquí el poema que nos regala como anticipo:


Feliz quien parte atado al corazón
pues, aunque no regrese nunca, siempre
habitará su casa. Feliz quien viene y va
a antojo de su dicha y sus senderos,
en pos de sí y de sus misterios hondos,
de su amor, su quimera, de su nada.
Cuánto más si al susurro de su voz
sujeto, atento sólo a su murmullo,
se escucha y dice: heme: al mismo tiempo
que presta tacto, vista, oído al mundo,
y lo comprende o no, pero le incumbe,
le inmuta, le conmueve, le anonada.


Pasa la brisa sobre tallo tierno,
mece el aire los álamos combados:
feliz la rama, si feliz la hoja.



¡Os esperamos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada